domingo, 27 de julio de 2008

PRIMERA VOZ

Es curioso, pero la Asociación Agrícola de Coatepec ha sido visitada por los amantes de lo ajeno al menos en dos ocasiones en este año; en la primera se llevaron una máquina que cuesta alrededor de quince mil pesos, y que estaba prestada por la fábrica para exhibición.
En la segunda incursión, una de las empleadas fue la directamente afectada, pues su bolso desapareció del escritorio con todas sus pertenencias.
Lo raro de todo esto, es que dichos hurtos se realizaron de día, en horarios de oficina.
Lo primero que se piensa, es que alguien que conoce el movimiento al interior de la Asociación, fue el autor material de los robos.
Sobre todo, porque la máquina sustraida requiere de un conocimiento singular para saber su uso y función.
En ese sentido, cabe aclarar que Alfredo Cano Martínez, presidente de la Asociación, es quien tuvo que pagar el monto del robo mayor.

No hay comentarios: