miércoles, 13 de agosto de 2008

PRIMERA VOZ

El alcalde de Coatepec Sergio Ramírez Cabañas, ha aprendido mucho a hacer uso de la política, mezclada con el humanismo y la sencillez, lo que le da mayor fuerza a su imagen, tanto pública como personal.
De hecho, este miércoles, en una agradable comida en conocido restaurante de Xalapa, ubicado por el rumbo del Estadio, Sergio dio muestras de esa capacidad, lo que cada día le suma amigos.
Y es que el alcalde ha entendido que ser un servidor público, de cualquier nivel, en estos tiempos, no es nada fácil, pues existen miles de intereses de por medio, por lo que se debe hacer uso de experiencia, prudencia, entendimiento, y sobre todo, de la sinceridad, para dar por terminados malos entendidos, que en más de una ocasión, son sembrados cual minas de estallido, por quienes lo único que hacen es amarrar navajas, ya que no controlan su rencor, su egoísmo e ira contenida, por su estancamiento en la vida política.
Pero de todo se aprende, y en este caso, a Sergio le sirvió este obstáculo que le tendieron, para demostrar que va avanzando su capacidad de excelente negociador y conciliador.
Bien

No hay comentarios: