lunes, 25 de agosto de 2008

PRIMERA VOZ

Es recurrente que en algunos ayuntamientos se hubieren otorgado cargos que al final no tienen un cumplimiento real: por mencionar alguno, el de responsables de Comunicación Social. En ese rubro, por mencionar algo, en Coatepec y Perote, los responsables de esa área, están dedicados a ello, y cumplen cabalmente con ese encargo, atendiendo a la prensa, facilitando material, y apoyando en todo lo que pueden a quienes cubren las respectivas fuentes. Pero en contraste, existen otros municipios, en donde el cargo es puro lujo, pues los comunicadores, no comunican nada, no apoyan, no hacen boletines, no convocan a eventos, no facilitan agendas, no facilitan información sobre acciones y obras municipales, y cuando se les cuestiona sobre las actividades del alcalde o de los funcionarios, se limitan a responder: "pues están trabajando muy bien". En tales casos, se denota una perfecta conjunción de desconocimiento de la necesidad de hacer uso de los medios de comunicación: la del alcalde en turno, y la del propio funcionario que acepta el cargo, sin tener la más remota idea de saber en qué consiste tal responsabilidad. Los pretextos que se dan, casi siempre son: "es que tenemos mucho trabajo y el alcalde nos envía de acá para allá"; ello comprueba que el alcalde no tenía proyectado contar con un jefe de comunicación social, y por ello, lo mismo lo envía a recorrer calles, que a hacer mandados. También demuestra que el tal comunicador, no conoce su trabajo, pues si lo supiera, además de los encargos que le haga el alcalde, él, por pundonor personal y por amor a su trabajo, se las arreglaría para cumplirlo. Lamentablemente, mientras sigamos con el lema: "si hacen como me pagan, yo hago como que trabajo", la mediocridad y la flojera seguirán siendo las características en muchos ayuntamientos.

No hay comentarios: