miércoles, 20 de agosto de 2008

SEGUNDA VOZ

La pluralidad y la apertura política, a veces deja muy mal sabor de boca a quienes con la mejor intención, desean dar lugar a las minorías. Verbi Gratia, el ayuntamiento de Coatepec, de extracción priísta, encabezado por Sergio Ramírez Cabañas, quien a partir del 1 de enero de este año, abrió las puertas de su administración, para que en ella trabajaran militantes y representantes del PAN, del PRD, del PRV y de Nueva Alianza. La intención de Sergio, era dar la oportunidad a la oposición de demostrar con hechos su deseo de servir a Coatepec. Uno de los invitados a trabajar fue Javier Verónica, a quien se le encomendó el fideicomiso FIDECOAGUA. Trístemente, Javier Verónica, de extracción perredista y líder de unas 60 personas, algunas de ellas vecinas de Xalapa, Puente Nacional y Emiliano Zapata, además de Ixhuacán de los Reyes y Cosautlán, durante los 7 meses que se mantuvo en FIDECOAGUA, simplemente no hizo nada. Cada vez que pedía audiencia, en lugar de presentar a su jefe y alcalde, propuestas, proyectos, programas, innovaciones para FIDECOAGUA, lo que hacía era pedirle apoyos para sus representados. El límite de la paciencia del Cabildo llegó la semana pasada, cuando por acuerdo de cabildo, se le solicitó la renuncia, dados los nulos resultados obtenidos. Pero el señor Javier Verónica, en lugar de aceptar su culpa, su irresponsabilidad y su falta de ética, por el contrario, se enojó. Lo grave de todo esto, es que aprovechando su posición en el Ayuntamiento, se dedicó a esperanzar a un grupo de personas, a las que les había prometido terrenos por el rumbo de la estación de Bomberos, obvio, al margen totalmente del conocimiento del presidente y de los ediles, por lo que es muy seguro que su enojo, se deba a que fuera de su cargo, ya no tendrá elementos para proseguir con la mentira. Por otra parte, también se ha dedicado ahora a "movilizar" a sus seguidores, que como dijimos líneas arriba, incluyen a gente de otros municipios -Este Medio de Comunicación cuenta con copias de las credenciales de elector de algunos de los solicitantes de apoyos y son de Xalapa, Puente Nacional y Emiliano Zapata entre otras- a quienes les manipula para pedir láminas al ayuntamiento.
El colmo, es que el señor Verónica, se llevó la unidad oficial que se le había asignado, y a pesar que desde el viernes se le solicitó la renuncia, hasta este miércoles -casi una semana después- no había entregado la camioneta oficial, por lo que es probable que se procediera jurídicamente por tal uso ilegítimo de un bien al servicio de la sociedad.

No hay comentarios: