miércoles, 10 de septiembre de 2008

Entre Columnas

"Pésimas Noticias"

Martín Quitano Martínez

mquitanom@hotmail.com

Un fantasma recorre México: el fantasma del insepulto, del muerto vivo, del dinosaurio que sigue allí después del sueño. Datos de las encuestas de opinión, que erizan la piel, que lo ponderan como un fuerte aspirante a retomar la presidencia de la república.

El PRI aparece en los sondeos con una expectativa real de cara a los próximos comicios, y de cumplirse lo que se presenta en los datos, será un poderoso contrincante para la elección del 2012, dando al traste con la ensoñación de millones de mexicanos hartos de 70 años de corrupción, impunidad, corporativismo, políticas antipopulares y demás acciones que tanto perjudicaron a nuestro país.

Las incapacidades demostradas por el PAN, su dejar hacer y dejar pasar sin mas compromiso que ellos mismos, la inocultable y vergonzosa actitud de darle continuidad a las políticas económicas neoliberales, a las viejas prácticas y componendas con los cínicos políticos que le dieron sustento al régimen priista, todo esto y más, ha venido configurando la pérdida de la confianza ciudadana, y por consiguiente, puede conducir a la búsqueda de otras opciones.

El PRD sumergido en sus contradicciones y disputas internas, y encajonado en la réplica permanente, sin posicionar propuestas que le permitan consolidarse como la fuerza política que convenció a millones, a la mitad de los votantes del 2006. Súmese también, la virulenta campaña de desprestigio hacia el partido y su figura representativa: Andrés Manuel López Obrador, lo que por la fuerza de los medios masivos de comunicación, ha conseguido deteriorar aún más su ya maltrecha figura. El resultado, promover en el imaginario de amplios sectores sociales, el síntoma de orfandad que hace voltear los ojos hacia los que hasta hace 8 años eran –y son— la representación del oportunismo y la opacidad en la política mexicana.

De esta manera, el escenario está configurándose de tal modo, que se vuelve propicio para entregar la transición democrática en nuestro país, para pensar que los intentos y logros alcanzados hasta ahora han sido en vano, para claudicar en el empeño y como salida, preferir el rol de la historia pasada.

Nada más triste pero también nada más esperable, dadas las circunstancias.

Sin duda pésimas noticias

DE LA BITÁCORA DE LA TÍA QUETA
La Asociación Estatal de Padres de Familia-Veracruz, más que un órgano representativo de los padres y madres de familia en nuestro estado, parece y funciona como una oficina más del gobierno de la fidelidad. Que pena.

No hay comentarios: