lunes, 15 de septiembre de 2008

SEGUNDA VOZ 14 DE SEP

Las labores de limpieza en la comunidad de Barranca Grande en Ixhuacán de los Reyes, van para largo; no terminarán ni en una ni en dos semanas, porque se trata de miles de toneladas de tierra, lodo, rocas, árboles, y demás, que hay retirar. Y es que, el efecto desastroso de la naturaleza, fue sumamente grave e inesperado, dado a que una tragedia de esta magnitud no se había registrado desde 1920, o sea, hace noventa años. Suenan (y son) amarillistas e irresponsables, la declaraciones que señalan que era una tragedia que podía prevenirse; pues sí, la única forma, hubiera sido desaparecer esa comunidad y reubicarla íntegramente en otra parte, junto con sus más de 400 casas y sus mil habitantes. Pero, Barranca Grande no está sola, pues existen otras dos comunidades que en este momento, se encuentran totalmente incomunicadas en las faldas de uno de los tres cerros que se desgajaron. Y, sepa el lector, que aún con todo el escenario, son muchos los habitantes, que esperan se limpie todo, se desentierren sus casas totalmente, y ellos puedan volver a habitar ahí; o sea, no se quieren ir...

No hay comentarios: