domingo, 19 de octubre de 2008

AJEDREZ POLITICO

LEOVIGILDA CABRERA CONTRERAS



VALOR REAL DE NUESTRA MONEDA Y OTROS ASUNTOS



Desde que Salinas de Gortari, le quitó tres ceros al peso, de mil pesos, quedamos con un peso. Pero si nos vamos al valor real del peso, con respecto al dólar, pues estamos peor con i. O mejor dicho estamos jorobados y perdidos económicamente hablando. ¡Qué horror!. Pero estoy haciendo la cuenta en regresiva. ¡Hágalo usted, amigo lector, para que no me sienta tan frustrada!. Y hablando de negocios, resulta que el gobierno, dio en concesión la explotación de minas, en San Luis Potosí, sitio donde hay oro y plata. Estos materiales valen más que lo que es el papel, aunque sea en dólares. Luego las divisas obtenidas por la explotación de las minas, se va para Canadá y de ahí a Inglaterra y se convierten en libras esterlinas, donde resulta (viendo un tablero) que la reina Isabel Primera o equis, con sus hijos, los príncipes, ya tienen dinero para hacer los juegos Olímpicos y lo va apagar, con el oro de las minas, que explota el reino unido con el Tratado de Libre Comercio, a través de la reina de los mares, que ya tiene piratas y que primero traficaron con el tabaco y que sigue enriqueciendo a Carlos Slim. Se sigue fumando y está legalizado el tabaco para continuar enfermando y matando a la gente, y como el, Carlos Slim, es muy católico, va a rezar a los muertos, que consumieron sus productos de tabaco y que a él lo siguen enriqueciendo,- rey de bastos- Y nuestro gobierno, bien gracias. Y nuestro poder adquisitivo, también, bien gracias y nuestros sueldos, por lo consiguiente, bien gracias, mientras el Gordo de Molina, está ganando lo que quiere, esto es el Secretario de Hacienda de México, que ni recuerdo en este momento su nombre, porque me cae tan mal, que sobra decir su nombre, pues personas de este tipo, no tienen nombre. ¿Lucrar con la gente infeliz, paupérrima, de los montes vales y ciudades y pueblos, es una aberración peor que la que hacen los narcos, pues ellos, por lo menos se enfrentan directamente y no tratan a tras manos las ejecuciones, pues a todos los que han ejecutado, los han amenazado, les han dado la cara y ya sabe el que se mete en negocios con ellos, o la beben o la derraman o cuello. Pero estas gentes con caras de corderos y mente diabólica, que hacen sus negocios a espaldas de un pueblo hambriento, ignorante y pasivo, no tiene nombre!. Y que los gobiernos, ya no se hinquen ante los visitantes extranjeros, mejor échenles la mano a la gente de pueblo, a los dueños de la tierra, -entre comillas, pues si Zapata viviera, volvería a morir de que su lucha valió para dos cosas-los que la trabajan, por los que comemos tortillas y pan y frijoles, no valen nada, en su propia casa. Y no se hagan bueyes como, -dicen los muchachos-. Porque primero reciben a sus “invitados especiales y les ofrecen todo y todas las comodidades del mundo y atenciones, para su imagen y después atienden a los “guarachudos y apestosos” –gente de campo, porque así lo hemos escuchado y visto a gente de poder, que se quejan de las chicas y se comen las grandes- o a los lideres limpios, como el que se acaba de inmolar, frente a palacio de gobierno, aquí en la ciudad de Xalapa, Veracruz, y todavía lo culpan de torpeza. ¡Vaya estupidez, por no decirlo de otra forma!. Estamos perdidos y en nuestra propia tierra y con los nuestros. No sean gachos. Cuando vengan extranjeros y si son españoles, que devuelvan lo que se llevaron o al menos trátenlos como ellos, a los indígenas de aquellos pueblos aztecas. Ahora vienen con languidez, con alma de niño, pero sus antepasados, fueron unos criminales, peor que bestias de lidia y que ahora nos pegan con guante blanco, y ¡sablazos, por la espalda!. ¡Qué se vayan por donde vinieron!.



QUE SUBEN LOS PRECIOS DE GASOLINA, DE ALIMENTOS Y OTROS PRODUCTOS.



No cabe duda, que el pueblo tiene el gobierno que merece. Por lo menos, los mexicanos no somos de primer mundo. Pero los de primer mundo, ya les llegó el agua al cuello, y como los Mexican boys, somos los vecinos del traspatio, -como un lugar que visitamos en la ciudad de Coatepec, cuando anduvimos en campaña por el partido verde, pues resulta que llegamos a una vivienda, construida con láminas de cartón, desvencijadas, cubierta la vivienda con hilachos de tela. Esta tela dividía a un chiquero, donde dormía un cerdo, metido en una canoa de tierra, con los niños vestidos con harapos y llenos de tierra al igual que el cochino y sus padres recogiendo desperdicios paras la familia y los animales. ¿nos preguntamos, esto es un pedazo de México?-. Pero los EU, donde hay tanta riqueza, tanta vegetación, tanto dinero, tantos minerales, petróleo, alta escuela, lo mismo que en México. Pero con todo ese tesoro vivir así, no es vivir, es morir en espacios, en tramos, en espera, en compás, de hambre, de muerte, de enfermedad de miseria humana!. No es posible tanta necesidad!, Quedamos escalofriados, de esa miseria humana. Ah, con razón algunos que se dedican al mal, van a ofrecerles dinero, con poco trabajo. Y mucho de fondo, pero como el hambre –dijera aquel, es cabrona, pues lo aceptan sin pensar en lo que pueda suceder. Pero enhestados Unidos, donde se saben defender, donde saben llegarle a los gobiernos de cualesquiera partidos, donde no se dejan, pues ya los alcanzó el destino. Así que si es verdad, los pueblos tienen el gobierno que merecen y esos son los gobiernos de todos los tiempos y de todos los pueblos: El poderoso pone el pie, sobre el miserable, muerto de hambre, ignorante y menesteroso.

Así que el alza de los alimentos, de la gasolina, de todo, permanecerá así, por los siglos y de los siglos, amén y la iglesia, bien gracias y su Dios, al que le deben todo, ¿ve con ojos de piedad, esta anomalía?. ¡Claro que sí!. Y pasará todo, pero mis palabras, no pasarán, reza la Biblia. Así que gocen, coman y disfruten mientras el Armagedón lo permita. Pagaremos, diente por diente y ojo por ojo, en algún lugar, en algún tiempo, “pues no hay plazo que no se cumpla, ni deuda, que no se pague.!



EN VIDA HERMANO, EN VIDA.



Dicen que hay que vivir con amor, todos los días de la vida y por supuesto, darlo. No quedarse con él y entregarlo en la sepultura, en artículo de muerte, o después de ésta. Por otro lado, las oraciones, las acciones y todo lo que usted haga por sí o por los demás, le reditúa a usted en beneficios. Y usted puede hacer sus negociaciones con su Dios o con lo que usted crea. Pues la fé mueve montañas. Loas muertos, ya no necesitan nada; por eso Jesús le dijo a uno que le preguntó sobre su fortuna, sus hermanos y todo lo que poseía, -¿Cómo le hacía para ganar el cielo y Jesús le dijo, vende todo y los muertos que entierren a sus muertos; bueno ya revolví el tepache, pero la idea es esa; a uno le dijo que vendiera sus pertenencias y siguiera y a otro, que a los muerto, entierren sus muertos.- Y es verdad. Los honores, los festejos, los aniversarios de hérores y personajes de todo tipo, ya no ven, ya no sienten, ya no saben de este mundo nada, pùes al morir, se pasa a otro estadío, donde se dice, -no hay frío, calor, angustia sufrimiento ni enfermedad. Todo es paz, tranquilidad y gozo-. Existe gente que ha estado en artículo de muerte y ha llegado a esos lugares de luz y ya no quieren regresar, pero como todavía no se les llega su plazo de vida, pues tiene que regresar, a cumplir con su misión en esta vida. La misión , puede ser religiosa, política, artística económica, espiritual, de todo, de acuerdo a su grado de avance, como ser en cuanto ser, no en cuanto hombre. Se dice que cada persona trae un Karma y un Darma, -premio y castigo- El Karma, puede ser de pago de algo o de saciedad en algo: esto es, sexualidad, delitos y, muerte: Y el Darma, es premio: juventud, dinero, bienestar, amor al prójimo, espiritualidad, gozo aquí, y, en la otra vida. Aunque, leímos una nota, en que dicen Que si Dios les da todo, es porque no quiere a esas personas. Lo que ignoramos; solamente reproducimos esa lectura. Pero existe gente muy buena, pobre y muy buena rica y/o viceversa. Así que usted haga el bien, ahora y no acate a quién, pues los honores son para los héroes, pero en vida. Después de muertos, ¿para qué? ¿Para quedar bien, con quién?. Todos somos críticos y criticones. Mejor guarde su honra para vivir honrado y no su deshonra, para que todo mundo lo señale y tenga su personalidad deteriorada, aquí y en el más allá.

No hay comentarios: