martes, 22 de marzo de 2011

Entre Columnas

Izquierda partidaria

Martín Quitano Martínez

mquitanom@hotmail.com

De dos peligros debe cuidarse el hombre nuevo:

De la derecha cuando es diestra, de la izquierda cuando es siniestra.
Mario Benedetti

Al reproducir lo más nefasto de las prácticas políticas de viejo cuño, al “procesar” el advenimiento de la nueva dirección, el PRD desnudó una vez más, el definitivo retroceso de una alternativa partidaria construida originalmente con los afanes democráticos de millones que aspiraban a tener un instrumento de lucha para cambiar el México injusto, que aún padecemos.

Es evidente el deterioro de una opción que nació para construir una patria para todos, al reducirse a replicar los intereses facciosos de unos cuantos, alejando la posibilidad de contar con un elemento político de lucha partidaria solvente ideológicamente; la referencia de moral política enmarañada en los conflictos por las canonjías que la representación política puede brindar.

Los acuerdos para lograr la “unidad” de la izquierda partidaria, no refieren los grandes temas de la discusión nacional o la lucha política de un programa, de un proyecto de país; el motivo de esta puesta en escena aglutina elementos mas terrenales, como las elecciones estatales, los cargos públicos, el 2012 con todo lo que ello pueda contemplar, estos son los pegamentos mas que notorios.

La conducción del PRD, lejana desde hace mucho tiempo de orientaciones distintas a las visiones prácticas de los triunfos electorales, se ha dedicado a destrozar las ideas por cambiar las cosas, en su lugar solo hablan por aquello que sea útil a los intereses del “partido”. Como muestra, hace ya algunos años que inauguramos las alianzas estratégicas, no son nuevas, pero todas se han realizado sobre la base de las visiones e intereses del momento.

Sigue adelante el desfonde partidario manifiesto en las pugnas internas, en la conformación de tribus que a cada momento dejan claro su infinito canibalismo.

Las anteriores corrientes de opinión existentes, justificadas y refrescantes en la discusión de la vida interna del partido, se han convertido en lastres pestilentes y de mofa pública, en expresión de los atrasos por su oportunismo y mínimo esquema argumentativo, por su banalidad evidente.

El PRD en el país, se encuentra cada vez más lejano de su origen como expresión de las necesidades de millones, es simple y tristemente, un PRD burocrático que se suma a la discutible condición del sistema de partidos en nuestra nación.

Sin embargo el ejemplo nacional puede verse rebasado por los grupos que lo conforman a nivel estatal; el conocimiento de la forma en la que se comportan los líderes locales perredistas, muestra que tan difícil es la vida de un instituto político como el que los cobija. No conozco un estado en que se hable con suficiencia de la propuesta y el comportamiento honorable de los cuadros que se asumen como dirigentes, a los que habría que reducir a administradores, los que solo asumen compromisos con sus intereses, mostrando su miseria política.

La izquierda partidaria representada en el PRD, inicia un nuevo ciclo que surge de la cuestionable razón de los intereses de grupo, que a pesar de aborrecerse, se sonreirán ante los beneficios que juntos disfrutarán del gran pastel que les brinda su legalidad y legitimidad de representación.

DE LA BITÁCORA DE LA TÍA QUETA

Laguna Verde tema obligado por discutir enmedio de los lamentables sucesos de Japón.

No hay comentarios: