viernes, 8 de abril de 2011

López Obrador ¿aliado del PRI?

Luis Pazos

En muchas ocasiones las acciones emprendidas por un político, motivadas por ideologías o caprichos, tienen efectos contrarios a los buscados. Andrés Manuel es un acérrimo enemigo del PRI y en especial de Salinas de Gortari, a quien acusa de ser uno de los promotores del gobernador Enrique Peña Nieto como candidato para la Presidencia de la República en el 2012; sin embargo, su decisión de oponerse a la alianza PAN-PRD en el Estado de México será de una ayuda invaluable para el PRI, partido al que dice combatir.
El PRI sabe que si se une PAN y PRD en las próximas elecciones en el Estado de México correrán la misma suerte que en Puebla y Oaxaca. Y que si PAN y PRD van por su cuenta, aunque entre esos dos partidos capten la mayoría de los votos, el PRI tiene posibilidades de ganar. En casi todos los estados donde ha ganado el PRI, lo ha logrado con menos del 50% de los votos; la mayoría de los ciudadanos vota contra el PRI, pero al dividirse su voto entre varios partidos, el PRI se mantiene en el poder aunque la mayoría lo rechace.
Si el grupo radical del PRD, cuyo líder moral es Andrés Manuel López Obrador y sus principales operadores políticos René Bejarano y su esposa, Dolores Padierna, ahora secretaria del PRD, apoyan la candidatura aislada de Alejandro Encinas y obstaculizan la alianza PAN-PRD, se convertirán en el mejor aliado del PRI. Esa alianza de facto le permitirá al PRI tener la posibilidad de continuar gobernando el Estado de México y darle mayores posibilidades de regresar a la Presidencia en el 2012.
En el grupo de perredistas radicales se cumple el dicho de que “nadie sabe para quién trabaja” o a lo mejor algunos perredistas si lo saben y utilizan a su partido para beneficiar a otro partido del que alguna vez fueron miembros, aunque en el discurso se presentan como adversarios.

No hay comentarios: