lunes, 9 de mayo de 2011

EDITORIAL

Los ayuntamientos de Las Minas, Alpatláhuac, Chocamán, Tenampa, Zentla, Carrillo Puerto, Xoxocotla y Otatitlán, todos de extracción panista, no cumplieron “en tiempo y forma” con la entrega de su Plan Municipal de Desarrollo, que se venció el pasado 30 de abril. Otros 6 municipios de extracción perredista también incumplieron: Zacualpan, Miahuatlán, Yecuatla, Santiago Sochiapa, Mecayapan y Pajapan. Del PRI, “sólo” el Ayuntamiento de Tlaquilpan incumplió.
La verdad “verdad” es otra: todos aquellos que esperaron las últimas horas de la fecha límite para presentar su Plan Municipal de Desarrollo, son unos perfectos improvisados, que desde luego llegaron sin ese plan a la toma de protesta el pasado 31 de diciembre, llevando además una ventaja de haber sido electos seis meses antes.
¿Qué hicieron entonces seis meses después de la elección?. Nada: hacerse tontos y pavonearse el haber vencido en urnas.
Cuántos presidentes electos, a partir del día después de la elección inició a construir su Plan Municipal de Desarrollo?. Quién sabe, la verdad, pero el que lo haya hecho, ese o esa, es un fregón: los demás son unos inútiles.
En el Distrito de Coatepec, principiando en la cabecera distrital, el Plan Municipal de Desarrollo se tuvo a finales de marzo: o sea que ¡se tardaron nueve meses en hacerlo!. Perdón, pero las cuentas no me dan: porque si van a realizar un plan de trabajo en donde se van a tardar 9 meses en hacerlo, para poderlo poner en práctica en 33 meses de administración (los últimos tres meses de cualquier periodo ya no se hace nada, ni hay recursos, ni se puede, ni se proyecta nada, más aún cuando se pierde), pues de plano, es una pérdida de tiempo.
En Xico, se esperaron hasta mediados de abril: “se entregó en tiempo y forma”. No es cierto. En “tiempo y forma” hubiera sido tenerlo perfectamente listo y preparado el 1 de enero de 2011.
En Teocelo, se entregó apenas unas horas antes del cierre del tiempo límite: “se entregó en tiempo y forma”, dijo muy satisfecho el alcalde. ¡No pos sí: por eso Teocelo ha podido avanzar tanto a través de los periodos de administración!, ¡porque el “tiempo y forma” no es el primer minuto del tiempo concedido para cumplir, sino el último!. En ese sentido me cuestiono si es la misma postura la que asume Cristian Teczon con su empresa constructora: “Jefe, tenemos para entregar un puente el 28 de febrero; -Ah, no se preocupen (dirá Cristian) empezamos el 26 a hacerlo rápido”. ¿Será así?.
De Cosautlán no se espera gran cosa: si se ha podido cubrir, lucir, enarbolar con gallardía y hasta presumir a un síndico que es señalado por una danza de más de 4 millones de pesos de la Caja Coixaya que se pudieron haber manejado ilícitamente durante el periodo de campaña, qué cosa buena se puede esperar de un alcalde así; ¡ah!, sí. Lo olvidaba: su Plan Municipal de Desarrollo se entregó…”en tiempo y forma”.
La tristeza llega cuando uno insiste en la pregunta ¿Qué hicieron entonces los alcaldes durante seis meses?. Y claro, la respuesta soberbia y engreída de muchos aludidos dirá: “no seas estúpido: nosotros nos basamos en los tiempos que nos marca el muy honorable Congreso del Estado de Veracruz”.
Y pues sí: se cree, porque si hay quienes pasan la primaria con seis, la secundaria con seis, la preparatoria con seis y hasta la universidad con seis, porque es la calificación “mínima aprobatoria”, pues como porqué se tendría que tener el Plan Municipal de Desarrollo, totalmente listo el primer día de una administración municipal.
No cabe duda que gobernantes mediocres nos gobiernan.

No hay comentarios: