domingo, 11 de marzo de 2012

NO TODOS


Por Juan Osorio Flores

1.- No todos compraron bien la Obra que se sacó de la manga el Gobierno del Estado de repavimentar con concreto hidráulico la carretera de Coatepec a Xico. No son pocos los que piensan y comentan que esta acción llevó el único objetivo de afianzar una imagen de trabajo a favor del PRI en las próximas elecciones tanto en el municipio de Coatepec como en el de Xico, ambos gobernados por el PAN.

Pero sobre todo, no son pocos los que se cuestionan el porqué se realiza una Obra de tal envergadura con un cumplimiento cuasi perfecto según las bitácoras de avance, mientras que otras, por ejemplo de la carretera de Coatepec a Briones, se dejó incompleta, únicamente del Fraccionamiento La Florida en Coatepec hasta un kilómetro por mucho de extensión, cuando hasta la desvencijada y raída lona que aún "agradece" a José Yunes Zorrilla, deja ver como si el citado pavimento se tendió en toda la extensión de poco más de 7 kilómetros.

Es mala la estrategia de engañar a la gente; cierto, el re-hacer la carretera a Xico es una necesidad, lo malo es gastarse los pocos recursos que se tienen en esta obra que es carísima, y que resultará un hilo de oro en la casa del mendigo.

Y si no, chéquese: la carretera a Teocelo que parte de El Crucero y hasta la Barranca de Matlacobatl tiene 183 baches. Leyó bien: 183, algunos ya con profundidad, debido al constante golpeteo de las suspensiones de vehículos de todo tipo, principalmente pesados.

Partiendo de Teocelo con rumbo a Cosautlán, pues es ya una pérdida de tiempo y hasta molesto para el lector estar repitiendo los socavamientos que por cierto se "comen" entre uno y dos centímetros diarios al carril con dirección a Xalapa, en Xixitla, más los derrumbes antes de "El Diez", así como los socavamientos en Los Arenales.

Sin duda la carretera a Xico estará hermosísima, nadie lo pone en duda. Lo pésimo es la administración, pues con esa disposición de recursos para una sola obra, comeremos un día para dejar de comer un mes, o para que me entienda, les estamos re-construyendo la carretera - dije bien: "estamos" porque los dineros son del pueblo - a dos municipios con los mejores materiales del mundo, mientras seguimos deteriorando con el paso, una carretera de más extensión, que tiene al menos año y medio que a nivel nacional se declaró "desastre", y que además de baches, podría -Dios no lo quiera- cobrar vidas en breve.

Por cierto, que precisamente desde el 2010 el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Gobernación decretó "zona de desastre" a Cosautlán y a Ixhuacán de los Reyes, precisamente por los daños que le dejó "Karl" y "Mathew" (17 de septiembre de 2010) a las carreteras, y es la bendita hora que los recursos no se aplican. ¿Porqué? ¿En dónde están? ¿Quién los tiene?.

E insisto: qué bueno que se gasten dineros en una nueva carretera; lo malo es que es un gasto a destiempo, que por ese detalle, se convierte en altamente ofensivo para el resto de la ciudadanía, pues ahora resulta que en la región habremos conductores de "primera" y "segunda"; los de primera podrán llegar de Coatepec a Xico por carretera nueva, los de segunda o como dijera la ya famosa señorita Peña Pretelinni, seguiremos siendo "los de la plebe", esos, a los baches, que al cabo ni que fuéramos tan finos.

Ah, y aclaro: este escrito lo firmó yo y lo sostengo, pero los comentarios me fueron primero vertidos por gente muy importante de la región. O sea, por aquellos que según, quisieron venderles la idea de que "en materia de Comunicaciones, Vamos para Adelante...". ¡ajá!

2.- Se va usted a espantar si es priísta o simpatiza con ese Partido en el Distrito de Coatepec; el fin de semana pasado platiqué con un político, de esos que alcanzan la calificación de "distinguido", y que desde luego pertenece, milita, opera y habla a favor del PRI. Nuestro encuentro fue casual mientras me tomaba un café con mi esposa, y luego del abrazo de rigor, le pregunté: ¿cómo va la preparación para la campaña?. Su respuesta me dejó frío: "MI querido Juan, las cosas están durísimas; yo creo que la empresa de ganar es muy difícil, sobre todo en Coatepec, en donde estamos hablando de territorio panista desde 1998 y en donde el PAN está bien atrincherado".

El análisis, que fue mucho más allá, no me pareció descabellado ni exagerado, pero sí sumamente contrario a la postura "oficial" que normalmente deberían asumir los militantes de un Partido cuando un periodista les pregunta sobre el tema, y en donde, contra viento y marea, defienden posicionamientos, proyectos, estructuras, mensajes, slogan's y demás.

Sin embargo, para algunos priístas esas han sido precisamente las actitudes que los han llevado a perder sitios: calculan derrotas desde antes de iniciar la carrera.

A las pocas horas de mi encuentro con aquél amigo, me encontré con otro priísta, de esos "de más abajito", al que igualmente después del abrazo protocolario, le cuestioné exactamente lo mismo. Sabe qué me dijo?: "Vamos muy bien Juanito; estamos más que bien posicionados y con un poder de penetración en la sociedad altísimo; nuestro candidato está en el más alto ánimo de toda la gente y de seguro ganamos mínimo un dos a uno".

Al final del día, me acordé de la célebre frase de Ramón de Campoamor (1817-1901): "En este mundo traidor, nada es verdad ni es mentira; todo es según, el color del cristal con que se mira".

No hay comentarios: