lunes, 28 de mayo de 2012

Cosas Pequeñas MERCADO INTERNO


Juan Antonio Nemi Dib


Es sabido que Veracruz tiene 7.7 millones de habitantes. Aunque su crecimiento demográfico es ligeramente menor al del país, cada año se incorporan a su masa de población alrededor de cien mil personas. La expectativa de vida crece y las personas tardan cada vez un poco más en morir. No con la velocidad que se quisiera pero algunos indicadores como el de muerte materno infantil también se están reduciendo. Hay un flujo constante de emigración pero también hay personas que vienen a residir al estado, menos de las que se van, pero su número no es irrelevante. A ese paso, en siete u ocho años tendríamos que estar rebasando los diez millones de residentes.

Pero aún si quedáramos como estamos, con casi ocho millones de personas, se trata de un volumen impresionante de gente. Es poco más del 1% de la población del planeta. Hay más habitantes en Veracruz que en Suiza, Honduras, Bulgaria, El Salvador, Hong Kong, Nicaragua Dinamarca, Noruega y Singapur, entre otros.

Veracruz es el principal productor de muchos alimentos de México; sólo el hato bovino es de aproximadamente 4.2 millones de reses pero hay otras especies animales reproducidas, pesquerías (el 9.7% de la producción nacional) y productos agropecuarios en los que nuestro estado genera la mayor cantidad (caña de azúcar, arroz, chayote, naranja, piña, limón, vainilla, hule) y también destacamos como productores de café, tabaco, maíz, papaya, frijol, soya, pepino, sandía, mango, toronja y plátano).

Tenemos el 33% de los escurrimientos de agua dulce del país, los ríos transitan 1,120 kilómetros de territorio veracruzano; poseemos 720 kilómetros de litoral sobre el Golfo de México. Hay seis o siete diferentes tipos de clima. Tenemos la elevación más alta de México y muchas más, componentes de la Sierra Madre Oriental y de otras pequeñas cordilleras que marcan el territorio. Hay planicies y valles. Tenemos vegetación boscosa y propia de las zonas semidesérticas.

En Veracruz están varios de los puertos marítimos más importantes del país: Túxpam, Veracruz, Coatzacoalcos; pero tienen gran potencial de crecimiento (crecerán) Nautla, Alvarado y Nanchital. La carga que se maneja, se importa y exporta a través de ellos se mide en cientos de millones de toneladas. Nuestro estado es un gran generador de energía: el 93.2% de la petroquímica básica de todo el país se produce en Veracruz

Veracruz fue el asiento de la cultura Olmeca, reconocida por muchos investigadores como la cultura madre de toda Mesoamérica. Se conocen los sitios arqueológicos de Castillo de Teayo, El Zapotal, Cuautochco, El Tajín, Cempoala, Filobobos, Quiahuiztlán, Tres Zapotes, Cuyuxquihui, Las Higueras, San Lorenzo y Vega de la Peña, pero hay muchos más -quizá cientos- que la vegetación y la tierra mantienen en recaudo, en espera de ser descubiertos.

Veracruz ha sido protagonista, sin excepciones, de las grandes epopeyas históricas de México: la etapa prehispánica, la conquista, la Colonia, la Guerra de Independencia, el periodo liberal y la Reforma, la Revolución. De todo ello hay numerosos testimonios literarios, musicales, pictóricos y especialmente arquitectónicos. Todo el estado tiene monumentos, edificios y sitios que recuerdan el pasado y producen orgullo. Tlacotalpan es Patrimonio Cultural de la Humanidad, igual que lo son los rituales totonacas de los Voladores de Papantla.

La industria veracruzana representa el 3.9% del total de la industria mexicana. Hay, minería, industria de la transformación, fabricación de alimentos y bebidas; en Veracruz se fabrica el 41% del azúcar mexicana; hay unas 22 mil unidades manufactureras en Veracruz. El 14.1 de la energía eléctrica que México consume se produce en Veracruz: hidroeléctrica, termoeléctrica, de ciclo combinado e incluso nuclear. En el futuro, la energía eólica y la solar aprovecharán, sin duda, el gran potencial climático de Veracruz, fortaleciendo el desarrollo de las fuentes renovables.

Se estima que en Veracruz trabajan unos 90 mil establecimientos comerciales que corresponden, aproximadamente, al 6% de los comercios mexicanos. Según la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal, “Veracruz es el destino más visitado del Golfo de México y el cuarto en el país en recepción de turismo nacional y extranjero”. En poco tiempo, el puerto de Túxpam va a convertirse en la playa del Valle de México, superando a Acapulco; será un cambio dramático en su estructura económica.

Veracruz es cuna de grandes, grandísimos artistas: poetas, novelistas, cuentistas, compositores y músicos, dramaturgos, actores, pintores, escultores, ceramistas, cantantes, bailarines. Danzas tradicionales, ballet clásico y contemporáneo, música sinfónica, danzón y mucho más. Su obra está aquí, disponible para todos nosotros. Hay casi 900 bibliotecas públicas en nuestro Estado, por no hablar de orquestas de todo tipo, chicas, medianas y grandes, de jóvenes y de adultos, que interpretan todos los géneros musicales posibles.

Con momentos más o menos gloriosos, Veracruz es semillero de grandes deportistas; los hay profesionales y aficionados, competitivos y de exhibición. Hay cientos de canchas y numerosos estadios, albercas, gimnasios y unidades deportivas.

La gastronomía veracruzana es envidiable, al punto de que se la considera, también, Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Un recorrido por nuestra comida es un viaje infinito por un universo de sabores, texturas y colores que despiertan la sensibilidad más dormida.

Con todo eso, parece tiempo de voltear hacia nosotros: recorrer Veracruz, comprar productos veracruzanos, usar los servicios de nuestros profesionales. Tenemos la capacidad adquisitiva para multiplicar nuestras actividades económicas utilizando nuestra propia infraestructura, disfrutando la enorme oferta recreativa y cultural, viviendo intensamente Veracruz, que lo tiene todo, que ofrece, por lo general, calidad y hospitalidad. Tenemos la llave para producir riqueza y mejorar las condiciones de vida de todos. Somos un mercado grande y poderoso, es tiempo de darnos cuenta de ello.

antonionemi@gmail.com

No hay comentarios: