miércoles, 13 de junio de 2012

BULLYING, UN PROBLEMA GRAVE QUE HAY QUE ATACAR


FERNANDO F. CANCELA

El hostigamiento escolar, que hoy día se le da el nombre de Bullying, se ha convertido en el problema más común de los alumnos y maestros de cualquier escuela, sin importar el nivel educativo, edad, raza, credo, nivel socioeconómico, ó sexo. En ese sentido, el jueves 24 de mayo los padres de familia de la Escuela Primaria “José Vicente Villada” de San Mateo Atenco, Estado de México, realizaron una protesta para exigir la renuncia del director de ese centro escolar, Felipe Albarrán Flores, debido a la muerte de una menor que fue víctima de este padecimiento, el cual según el Psiquiatra Alejandro Jiménez Genchy de la Clínica del Sueño del Instituto Nacional de Psiquiatría, hace que las víctimas terminen en el suicidio, o por lo menos, deriven en conductas de ese tipo, ya que el fenómeno ha crecido debido a la violencia que permea al país.
De acuerdo con la señora Perla Pichardo, quien manifestó que el miércoles 16 de mayo cuando su esposo acudió a recoger a su hija Tania de siete años, estaba muy lastimada, al ser golpeada por  tres niños y una niña en el salón de clases, en virtud de que los niños no tenían maestra en ese momento, pues tenía dos días, que se había jubilado. Además, la pequeña presentaba múltiples moretones en las piernas y un pequeño orificio en el cuello, lo que la motivó llevarla a que recibiera atención médica, sin embargo, no mejoró su estado de salud, por lo que acudió con otro médico quien le pidió que le realizara unos estudios, sin embargo, ya no hubo tiempo, pues el martes 22 de mayo, Tania perdió la vida por las hemorragias internas provocadas por la golpiza de sus agresores.
Fueron los mismos compañeros de la menor los que comentaron que Tania había sido golpeada por los tres niños y una niña, quienes le enterraron un lápiz en el cuello y la patearon despiadadamente. Por su parte, el director Felipe Albarrán Flores, negó que la muerte de Tania fuera causada en el interior de la escuela que dirige; lo que originó que los padres de familia de ese centro educativo, se unieran para exigir justicia.
En ese tenor, el Psiquiatra Jiménez Genchi, argumentó que el Bullying a crecido a raíz de la violencia que se vive en las calles, ó que los niños ven por la televisión  todos los días, lo malo es que la violencia la empiezan a ver muy normal, sin embargo, esta violencia desencadena más violencia.
Por poner otro ejemplo, el mismo 24 de mayo, en la Escuela Secundaria para Trabajadores “Flores Magón” de Tantoyuca, casi fue estrangulada una jovencita,  la noticia que leí en un importante medio del norte del estado, no da el nombre de la estudiante, para evitar otro tipo de acoso que también es muy común; solo apareció en la fotografía con su impecable uniforme, y mostrando el cuello con los moretones que le provocaron, decía la noticia que esta joven estudiante, venía siendo agredida e insultada por sus compañeros desde hace más de un año, y que su vida se ha convertido en un verdadero calvario; lo peor de este maltrato, es que es a ojos vistos, sin que los maestros tomen cartas en el asunto.
La estudiante que es originaria de la localidad Tecomate Chopopo, e integrante del grupo de tercer grado, grupo “B”, aseguró que sin motivo ni razón, su compañera la sometió fuertemente por el cuello, provocándole asfixia, y marcas en el cuello. Así mismo, señaló que uno de los prefectos se dio cuenta, y que no llamó la atención a la violenta estudiante; por otra parte, aseguró que sus compañeros la molestan, discriminan e insultan constantemente. La situación le ha provocado un hartazgo razonable, pues dijo estar cansada de ser molestada todo el tiempo, al grado de querer dejar la institución, pues la situación le esta afectando de manera emocional.
Es necesario mencionar que esta situación se ha presentado últimamente en diferentes municipios del estado e incluso en la capital, donde se suscitó otro caso de bullying en la Escuela Primaria “Lázaro Cárdenas”, donde los padres de familia se quejaron contra la directora María Eugenia Mesa, debido a que no hace nada al respecto, a pesar de tener muchísimas quejas. Sin embargo, lo peor no es eso, sino el hecho de que los padres de los agresores, ni se inmutan por la conducta de sus monstruitos, quienes el día de mañana seguramente serán adolescentes golpeadores, que pudieran terminar ya sea en la cárcel ó pero aún en un frío cementerio.
Las mamás, abuelas, tías, y demás familiares de los niños de ese plantel educativo se encuentran realmente preocupadas por lo que pasa, y afirman que sus hijos están físicamente, emocionalmente, sicológicamente, y verbalmente afectados por las agresiones de algunos estudiantes de la “Lázaro Cárdenas”, escuela primaria que se encuentra ubicada en la Avenida del mismo nombre.
Urge poner un alto a esta situación, de lo contrario tendremos cientos de casos más que lamentar. La tarea es de todos, y la educación comienza en el hogar, solo hay que detectarlo, y en vez de sentir orgullo, prepotencia, y soberbia por la actitud de nuestros hijos, hay que poner cartas en el asunto.
Propongo en primer termino, mantener una inspección escolar constante, sería casi imposible invertir en cámaras para todas las escuelas del estado, sin embargo, los mismos maestros y alumnos tendrán que hacerla de inspectores, y a quien se le sorprenda hostigando se le expulse; pero se hace necesaria la pronta recuperación del hostigador, pues la mayoría de estos niños y jóvenes, pudieran tener problemas de hiperactividad, déficit de atención, e incluso provenir de familias donde sus padres sean drogadictos o alcohólicos y reciban junto con sus madres, maltrato intrafamiliar, y que al no ser tratados psicológicamente, lleguen a otras escuelas y reincidan en el Bullying. ¡Cuidemos a nuestros hijos!
drcancela_@hotmail.com

No hay comentarios: