jueves, 12 de julio de 2012

Escenarios



 
*Blanca Nieves, sola en palacio
*Quedó sin candidata a alcaldía
*Devorada por la soberbia…


 Luis Velázquez
12 de julio de 2012


 I

Blancas Nieves quedó sola en palacio. Vive ahora, ni modo, la soledad del político.
Ha perdido la elección de su candidata a diputada federal.
Y al mismo tiempo su candidata a la alcaldía en el año 2013 fue noqueada en la arena electoral.
Trepada en la soberbia, la princesa cometió varios errores, entre otros, los siguientes:

1.-Peleó con todos los actores políticos. Ella se sintió, se cree, todopoderosa. Y al marcar una raya con sus contemporáneos se fueron en su contra. El simple hecho de cruzarse de brazos, sin operar, la llevó a la derrota. Inverosímil: mientras Ángela Perera dilapidó recursos en una campaña espectacular y apenas obtuvo 34 mil 272 sufragios, su adversario de la izquierda, Cuauhtémoc Pola, sin una campaña faraónica, sin caminar el distrito lo suficiente, sacó 31 mil 807 votos. Es decir, 2 mil 465 menos. Cosa de nada.

2.-En la altivez política, Blanca Nieves también arrasó con una parte de su equipo que, además, estuvo devorado por la intriga entre ellos mismos, sin que nadie pusiera orden.

3.-La primera mujer alcaldesa en 490 años en el puerto jarocho ha optado por administrar el municipio con su familia. Nadie entra al círculo del poder consaguíneo, el ayuntamiento como una empresa particular. El mundo de la industria de la construcción, por ejemplo, ha bautizado a los carnales de Blanca Nieves como “Los hermanos macana”. Todo lo manejan. Todo lo cooptan. Pareciera que ellos fueron elegidos en las urnas. Lo peor: el Congreso local, con sus 50 diputados, en el autismo político. No oyen. No miran. No saben. Mejor dicho, fingen demencia política.

II
4.-Blanca Nieves, con cuatro cargos públicos en menos de un sexenio, dueña del día y de la noche, ha terminado desdeñando a los líderes formales y reales de su reino. En un principio quiso manipularlos, pero como se inconformaron, entonces, los menospreció. Y quedó sola.

5.-Exbarbie (sus kilitos de más ya se le notan), Blanca Nieves cree, no obstante, en su belleza, su atractivo. Y está segura de que la población electoral sufraga por ella. Lo mismo sintió Evita Perón en Argentina. Lo mismo Marta Sahagún en Los Pinos cuando se soñó presidenta de la República. Por eso, incluso, su estrategia de caminar casa por casa, saludando de mano, apapachando a las señoras, tomando la escoba y barriendo con ellas el frente de su casa. Populismo ramplón.

6.-En su nicho, Blanca Nieves ha perdido el piso y en consecuencia, ignora, quizá exprofeso, el hartazgo ciudadano en contra de su estilo personal de gobernar y ejercer el poder y en contra de su partido, el tricolor. Ni una obra pública trascendente, sólo shows mediáticos: treparse a un montacarga para instalar un foquito, cargar un tigrillo en el zoológico y darle un besito, el lechero Guiness, bailar danzón en el zócalo con vestidito tipo María Victoria, la dama del pujidito en el siglo XX. Puro atole con el dedo al ciudadano.

III
7.-Así ha creado su propia realidad. Por un lado, ignora, soslaya, el hastío de la gente; por el otro, el crecimiento de un voto antipriista. Nadie, por ejemplo, concibe el triunfo en las urnas de un panista improvisado y arribista en la arena electoral que, de pronto, gana.

8.-El primero de julio miles de ciudadanos salieron a votar. Antes, en otros comicios, en el puerto jarocho sufragaba el 40 por ciento de la población electoral. Ahora sufragó el 60 por ciento. Y Blanca Nieves con su candidata fue arrasada.

9.-La clase media acomodada del puerto jarocho también llegó a las urnas. Y fue, sin duda, un voto en contra de Blanca Nieves y su corte. Alrededor de las casillas, por ejemplo, se estacionaron decenas, cientos de camionetas de primer mundo. Sus dueños votaban.

IV
10.-Hubo, digamos como hipótesis, un derroche en la campaña de Ángela Perera, y la duda sería si con cargo al erario, es decir, a los impuestos pagados por los contribuyentes jarochos. Pero, y entonces, ¿si tanta lana se gastó… dónde terminaron los votos? Quizá una parte de los jarochos cumplió al pie de la letra la orden de ‘’El pejecito’’: “agarren lo que les den, pero voten en contra”.

11.-La madriza electoral en el puerto jarocho fue absoluta: el partido tricolor perdió la diputación federal, el senado y la presidencia de la República. Y eso que Enrique Peña Nieto cerró en la macroplaza dicen que con 80 mil y cien mil personas. Pero, bueno, una vez más queda confirmado: el ciudadano asistente a un mitin, en pocas, excepcionales ocasiones vota en las urnas. Y más, mucho más, como en el caso de los miles de acarreados que llegan ansiosos de conocer el Golfo de México, oír el ruido del mar, sentir la brisa marina, recoger conchitas en la playa como un recuerdo para los niños, caminar descalzos en la arena, meterse con todo y ropa a las sucias aguas del mar.

12.-Blanca Nieves está triste en el palacio. ¡Ay, princesa! ¿Cómo, de qué manera transmitirte oxígeno en las horas adversas, las horas de junio como reza el poema del tabasqueño Carlos Pellicer? ¡Animo, mi reina, mucho ánimo!

POSDATA: Más información en blog.expediente.mx




No hay comentarios: