lunes, 9 de julio de 2012

Místicos y Terrenales


•    Hermosa paradoja, ¿quién ganó?
•    ¿Si el PRI perdió y ganó Veracruz?

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Pues sí, el PRI colocó grandes anuncios por todo el estado que decían (o dicen) “Ganó Veracruz” y abajo está (o estaba) su logotipo.
Pero en la elección presidencial el mayor  numero de votos fue para Josefina Vázquez Mota, con 1 millón 204 mil 712, mientras que al PRI le correspondieron 1 millón 203 mil 114.
Entonces, fueron mil 598 votos menos.
Entonces, si el anuncio dice “Ganó Veracruz” y en la elección presidencial ganó en el estado Josefina Vázquez Mota, ¿significa esto que el PRI festina que su candidato presidencial haya tenido menos votos en el estado?.
A lo mejor el significado es más escondido porque la expectativa son las repercusiones de que precisamente Enrique Peña Nieto haya quedado segundo lugar en el estado, después de que le habían prometido que la entidad le daría 2 millones de votos.
Pero no, no los hubo.
De hecho, el gobierno de Javier Duarte ni siquiera fue capaz de acarrear ( en el buen sentido, pues, dicho como capacidad de atraer) el millón 392 mil 386 votos con los que terminó la contienda electoral en el 2010, en la que la administración de Fidel Herrera si pudo jalar ese sufragio.
La baja en la votación es más notoria todavía porque este año el padrón electoral fue más grande.
5 millones 640 mil 176 personas, es decir, 307 mil 442 más que el padrón electoral utilizado en 2010 que fue de 5 millones 332 mil 734 ciudadanos.
¿Esto se puede tomar como que el dirigente natural del pRI perdió a casi 200 mil sufragantes en ese lapso, pero que además tampoco pudo atraer a los más de 300 mil nuevos votantes que llegaron?.
¿Se imagina que hubiera pasado si el PRI hubiera mantenido su capacidad de arrastre electoral del 2010?. Hubieran estado cerca del millón 800 mil votos
En términos de mercadotecnia, hoy hubo menos capacidad de embeleso hacia los compradores que en el 2010; o dicho en forma política, la capacidad de atracción de votantes, aún con todo y el acarreo (la capacidad de persuasión, pues, ¿o estará bien utilizado en el sentido de empujar a los electores a votar por un partido determinado con prebendas y/o amenazas?).
Entonces, cuando los carteles del PRI dicen “Ganó Veracruz”, ¿a qué se referirán?.
¿A lo que habrá de ocurrir con quienes no lograron que el PRI, precisamente, lograse el triunfo en la contienda presidencial?.
Pues bien, después de la jornada electoral se hizo un reconocimiento tácito de que Javier Duarte había sido quien operó la elección y se dijo que había sido con su influjo que se había ganado, cuando el PREP mostraba a Enrique Peña Nieto como el que había obtenido la mayoría de votos en el estado.
Pero no fue así.
¿Javier Duarte asumirá las consecuencias por los resultados insatisfactorios para el PRI en Veracruz?.
¿O tendrá que ser Jorge Carvallo quien lo haga?.
¿O acaso las culpas recaerán en Erick Lagos?.
¿Lograrán transferir todo hasta Gerardo Buganza?
Por cierto, existen versiones que indican que Jorge Carvallo tuvo que adquirir compromisos fuera del estado de Veracruz porque los recursos que le debieron ser entregados para la operación política le fueron regateados. ¿Será cierto que ese dinero no llegó a las manos del equipo de campaña de Jorge Carvallo?.
¿Podrán hacer que Juan Manuel del Castillo, Gabriel de Antes, e incluso el vapuleado (pero no olvidado y menos abandonado) Vicente Benítez y otros más sean los que carguen con el petate del muerto?.
Ah, un apunte más, ¿qué había un recurso destinado a medios de comunicación y comunicadores que no llegó si no hasta el final y eso porque ya sentían la lumbre en los aparejos?.
Como sea, el candidato presidencial en Veracruz tuvo una votación menor a la que lograron los candidatos al Senado, los Yunes rojos, José Yunes y Héctor Yunes, quienes lograron 1 millón 300 mil 290 votos, 97 mil 176 votos más que el candidato presidencial.
Y eso que en la elección para Senadores sufragaron 3’554,809, o sea que hubo 27 mil 21 votantes menos que en la presidencial, por aquello de los ciudadanos que andaban en tránsito.
¿Cómo explicarle al candidato presidencial que es menos popular en Veracruz, aún con todo y la supuesta gran capacidad de acarreo (nuevamente, en el buen sentido, en el de poder incentivar a los ciudadanos) que lo que le dijeron que había en la entidad?.
Vaya, más complicado todavía, ¿cómo le van a explicar que los candidato del PRI, los nietos de la fidelidad, no saben a donde fueron parar dos mil millones de pesos que se dice que se gastaron en las elecciones?.
Bueno, esto si es más explicable, porque es sólo un rumor y no existen bases firmes, aunque aparte están los 594 millones 342 mil 720 pesos, que hablan de un contrato otorgado por el gobierno del estado de Veracruz a la ahora cuestionada tienda Soriana para la compra de despensas.
Entonces, si el rumor habla de casi dos mil 600 millones de pesos (y sólo como un ejercicio de ver que hubiera ocurrido), significa que en términos llanos cada voto le costó al PRI en Veracruz casi 2 mil 161 pesos, en promedio.
Así que si usted votó por el PRI y no le tocó ésta cantidad:
¡No reclame!.
Sólo es un rumor.
Chismes que inventan algunos que se quedaron en terrenales y querían ser místicos.
Nada más.
Aunque también hay quienes dicen que la cantidad podría ser mayor, porque en la Sefiplan hay cuentas acumuladas sin pagar por más de 25 mil millones de pesos, y que a los deudores les dijeron que el recurso saldría después de la elección.

No hay comentarios: