jueves, 1 de noviembre de 2012

La presión Regina agobia a Duarte


Entre lo utópico y lo verdadero
Por Claudia Guerrero Martínez




Tal parece, aún no habrá justicia para Regina Martínez Pérez… Ante las presiones nacionales, asociaciones civiles, gremio periodístico y de la revista Proceso, la administración de Javier Duarte de Ochoa tuvo que buscar presuntos culpables, para así mostrar al mundo la intención de colaborar, coadyuvar e investigar “hasta las últimas consecuencias”, “caiga quien caiga”, el horrendo asesinato de la corresponsal nacional…Y nosotros nos preguntamos: ¿Los otros colegas ejecutados durante esta administración estatal, para cuándo?...

Regina, respetada periodista y corresponsal de la Revista Proceso, no vivía de escándalos, ni tampoco de la extorsión a funcionarios… Mucho menos, de la opulencia y regalos sexenales… Era uno de esos casos raros en el periodismo veracruzano. La Procuraduría General de Justicia del Estado, perdida y ausente, se limitó a ser caja de resonancia de la Coordinación de Comunicación Social del Estado y de los incapaces asesores del empleado de los veracruzanos, Javier Duarte de Ochoa…

La Procuraduría de Veracruz buscó coartadas, chivos expiatorios, periodistas sicópatas y hasta amigos con venganzas insanas, sin tener éxito. Las vertientes fueron pasional, venganza y robo, las mismas, desechadas por infinidad de declaraciones ministeriales y fomentaron el miedo en el gremio periodístico por temor de ser involucrado, para justificar el escaso e irresponsable trabajo de la PGJ… Tan grande fue la desesperación del órgano ministerial, que ésta se limitó a ser espectadora de las críticas sociales y mantener silencios sospechosos.

Y más, la falsa actitud de Javier “Javi Du” Duarte de comprometerse con directivos de la Revista Proceso y ser el más interesado en resolver el asesinato de Regina… En los meses siguientes, el político priista no movió un sólo dedo para la búsqueda de los culpables… Quizá, Duarte sabía más de la cuenta y ocultaba el quién y por qué… Hasta que Proceso, después de seis meses de “intensa” búsqueda infructuosa, reclamó resultados y la mayoría de medios de comunicación del país se unieron a esta exigencia…

Por órdenes de Duarte, Amadeo “Dormido” Flores Espinoza, titular de la PGJ, quien presume su incompetencia en el puesto, convocó a algunos medios de comunicación nacionales y locales, para presentar, según el Procurador, al “presunto” culpable y “confeso”, Jorge Antonio Hernández, alias “El Silva”, quien según Flores Espinoza, se capturó después de investigaciones “profundas” que dieron resultado la detención de esta persona…Al detenido no le permitieron responder cuestionamientos de los medios de comunicación…

Amadeo Flores y Consuelo Lagunas, ésta última, Directora de Investigaciones Ministeriales, afirmaron que el móvil fue el robo, descartando así, a consecuencia de su labor periodística… Algo difícil de creer “que” la propia Regina Martínez los conocía; “que” ella fue quien les abrió la puerta a sus asesinos; “que” luego de discutir, la golpearon para pedirle dinero y objetos de valor…La verdad, inteligentes lectores: Todo el argumento, es poco creíble. No tiene coherencia ni credibilidad… En resumen, una historia infantil, para quienes conocíamos a Regina…

Y sobre el “Barrio Bravo de El Dique”, para quienes vivimos desde hace más de 30 años, no es ni el recuerdo, cuando en los tiempos del exgobernador Rafael Hernández Ochoa, proliferaban los líderes estudiantiles y las pandillas, cobijadas y mantenidos económicamente por el Gobierno Estatal, utilizados como grupos de choque políticos… Las Colonias Carlos A. Carrillo, Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, entre otras de la zona de El Dique, sus índices delictivos han bajado de forma significativa y en la calle, donde vivía Regina, todos los vecinos se conocen y tiene arraigo por muchos años… Justificar que la corresponsal de Proceso vivía en un barrio peligroso, eso es una reverenda mentira…

Y por qué Amadeo Flores Espinoza convoca a conferencia de prensa, para realizar un monólogo y no aceptar preguntas de los medios de comunicación… Quizá, para que su historia no se “cayera”, ante la falta de pruebas y discurso fantasioso… Lo “lamentable”, observar al “presunto” asesino Jorge Antonio Hernández, alias “El Silva”, estar golpeado, quizá para sacarle una confesión con hechos ficticios. Lo “lamentable”, además, la búsqueda del presunto prófugo y copartícipe, José Adrián Hernández Domínguez, alias “El Jarocho”, a quien responsabilizan de ser el maniaco asesino, que la golpeó y asfixió, de manera sádica… Lo lamentable, también, no presentar, ni dar el nombre de la persona que compró las cosas robadas. Quedó en el aire qué cosas fueron hurtadas, dónde las ocultaron y quién compró los objetos, pues el receptor de estos, debe ser acusado de acopio por receptación… Lo lamentable, que todo este asunto, huele a complicidad y encubrimiento…

Algunos datos importantes: En los pasillos de Pacho Viejo se ventilaron comentarios de que Jorge Antonio Hernández, alias “El Silva” había sido detenido desde hace un mes, para así ser elegido como el chivo expiatorio perfecto… La golpiza que le propinaron a “El Silva” fue desde las oficinas de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) y durante su presentación, eran visibles las secuelas… Existen muchas lagunas en la declaración de Jorge Antonio Hernández, como que Regina portaba una blusa blanca con flores, cuando vestía una playera naranja, chaleco tejido y tenis; además, el detenido afirmó haber ingerido cervezas con la corresponsal de la Revista Proceso, cuando en la necropsia, ella no presenta rastros de alcohol en la sangre; también, “El Silva” fue detenido en Misantla y laboraba como cuidador de juegos mecánicos en una feria patronal, historia confirmada por su jefe… No estaba escondido, como presuntamente declaró Amadeo Flores Espinoza… Que el objeto hurtado fue una televisión de gran tamaño y la declaración realizada por el hermano de Regina afirmó, que la periodista contaba con una pequeña televisión, entre otras curiosidades… Al final, los estudiosos de las leyes aseguran que Jorge Antonio Hernández saldrá libre en pocos meses, pues los señalamientos en su contra se debilitarán con pruebas contundentes… El detenido, quien tiene en su haber delitos por robo, negó a sus abogados haber matado a Regina Martínez Pérez…

Nuestra pregunta obligada: Si el Gobierno de Javier Duarte necesita de credibilidad, pues su imagen de incapaz lo lleva grabado en la frente, entonces, a quién protegen o defienden… El Gobierno duartista goza del descrédito internacional, por ser la administración estatal con mayor número de muertes de periodistas en menos de dos años… Quién o quiénes son los verdaderos culpables, Javier… Nos merecemos respuestas…

Notita importante: Vaya problemas está enfrentando la administración del panista Lucio Castillo en el municipio de Alto Lucero. Algunos habitantes exigen al Alcalde que cumpla sus promesas y termine con los escándalos mediáticos e involucramientos en investigaciones de la PGR… Ante ésta coyuntura, algunos aspirantes a la Presidencia Municipal se han acercado a los habitantes para escuchar las inquietudes de los alteños… Uno de ellos, es Rocío Castillo Moctezuma, excandidata del PRI a la Alcaldía de Alto Lucero a quien la han invitado nuevamente a contender por ese municipio… Ella lo está pensando seriamente… La fortaleza de esto, es la mala imagen que dejará Lucio Castillo en su municipio, para todo aquel que desee ser candidato por cualquier partido…

Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com
Visite: www.periodicoveraz.com
Twitter: @cguerreromtz

No hay comentarios: