martes, 8 de marzo de 2016

Analizando.. sólo analizando…



Por: Licenciado José Luis Parra Mendoza.

Ver. Sí, ver una sociedad local, porque es lo que mejor podemos ver, es lo mejor que podemos analizar y más aún, es lo mejor que podemos juzgar, y sí, lo que vemos como ciudadanos no es nuevo porque ha sucedido a lo largo de nuestra historia, incluso como un momento de vil agorerismo con una pincelada de acto profético manifestado en los siglos XIII al XVI de la época medieval europea y que proyectara prácticamente una sinrazón política pero que hoy por hoy es un presente evidente y palpable a los ojos de los ciudadanos, los cuales pretenden ante un proyecto dominante alargar un derecho llamado libertad para convertirlo en libertinaje justificado en la fuerza pero sin astucia y que según Maquiavelo ambos conceptos son la base de un gobierno con características muy similares a las vividas.

Porque ejercer el derecho vulnerado por los grandes a través de la violencia legitimada por las instituciones, hoy pretende legitimar la violencia de los débiles con la bandera del mismo derecho, es así que buscar la justicia hoy suena a epopeya griega; cómo encontramos como pueblo en la lucha contra los pequeños patricios, la igualdad política social y económica sin caer en una igualdad absurda?, ya que se sabe que es mejor tener hombres íntegros dentro de las instituciones que tener hombres geniales dominando instituciones, y que hemos de buscarlos y encontrarlos a través de la institución de la ley y el derecho.

Es así, que evidentemente los comicios resultan relevantes para un mejor desarrollo social, sin embargo qué postulantes encontramos en la vereda ya trazada por algunos creyendo como pueblo que es mejor permitir que juzgar, puesto que en la comodidad del lastre económico generado y vapuleado hacia el principal pilar de la sociedad como lo es la familia, no encontramos la equidad como principio de justicia; es por eso que el rol jugado por el poder máximo llamado judicial, debe de imperar en nuestra sociedad veracruzana y del país, emergiendo de las entrañas como grito, o tal vez como súplica de unos pocos y tal vez de unos muchos en aras de una paz y mejor vivencia social.

Puesto que es necesario y urgente un estado de derecho cimentado en las leyes surgidas del constituyente y que este constituyente responda a la clemencia social solicitada y a la que se deben por ser ungidos representantes del pueblo, hemos de elegir y elegiremos bien, porque de ello depende nuestro presente y nuestro futuro mirando un pasado no muy glorioso, pero si con una enseñanza verdadera.    
   
Hay que analizar entonces los diferentes proyectos políticos que nos ofrecen con la enseñanza del pasado, que el pan y el circo no ponga una paja en el ojo y se logre convencer de lo mejor sin dejar de ver lo peor, escuchar sin aplaudir y vanagloriar lo que aún no se entrega, y desde luego empezar a aprender que se debe festejar al final y no al inicio con miras a un mejor futuro partiendo de una simple acción como lo es analizar, simplemente analizar.    

No hay comentarios: