lunes, 31 de octubre de 2016

EN NUESTRA OPINIÓN.

Lunes 31 de Octubre de 2016

La Voz de la Región

19:24 hrs.

1.- Hay que tener una cosa en cuenta: Javier Duarte de Ochoa, gobernador con licencia y además prófugo de la justicia, no es la única rata que se tragó los miles y miles de millones de pesos que hoy faltan en todas las áreas administrativas y financieras del Gobierno del Estado.

Él robó. Eso queda claro. Pero otros también robaron con él y además no sólo robaron sino hirieron a la sociedad veracruzana al promover la alta delincuencia, el secuestro, el crecimiento de asesinatos, ejecuciones, entre ellos las de todos los periodistas enemigos del sistema.

Pero Javier Duarte no lo hizo solo. Hipócritas, por no decir muy hipócritas, se ven y se oyen todos los priistas que antier defendían a capa y espada "a nuestro señor Gobernador" y hoy dicen que es un rejijo de la fregada.

No nos equivoquemos. Javier Duarte de Ochoa actuó en menor o mayor complicidad, con muy buena parte de los priistas del estado de Veracruz, a quienes mientras les pagó, les dio prebendas, les abrió las cajas para que ellos también robaran a manos llenas, en todo ello, "Javier Duarte" era poco menos que un santo.

Hoy, con la línea presidencial de crucifixión, gente como Noemí Guzmán, Fernando Charleston, Adolfo Mota, Carlos Ernesto Hernández, por mencionar solamente a algunos, también deben ser investigados y llevados a juicio político.

Y la lista de quienes también deben responder por la serie de atrocidades conocidas y quién sabe cuántas barbaridades más cometidas por el feneciente sexenio, debe ir mucho más allá de Javier Duarte de Ochoa.

Y la Ley, si es que de verdad la quiere aplicar Miguel Ángel Yunes Linares, el gobernador que el 1 de diciembre deberá asumir el cargo, pues que lo demuestre exhibiendo y sancionando a quienes con sendas denuncias penales en su contra por desvíos de recursos, les fue permitido participar por el PAN como candidatos en la pasada elección, y aún perdiendo, les regalaron un cargo de elección popular.

No....si las cosas en la política cambiarán de color, pero de mañas...se duda...

No hay comentarios: