sábado, 19 de noviembre de 2016

COATEPEC Y SUS PRÉSTAMOS

EN NUESTRA OPINIÓN

1.- Respecto a la polémica sesión de cabildo en el Ayuntamiento de Coatepec, en donde se presentó dentro de los puntos del orden del día la solicitud a los ediles para que otorguen su autorización para solicitar un préstamo, y en donde hay que hacer una acotación para el que quiera analizar el tema. Para el que no. No hay problema.

Efectivamente la semana que está culminando, el pleno del cabildo coatepecano, que se conforma de 10 integrantes en total, se reunió a discutir la aprobación formal para que se solicite a su vez al Congreso del Estado el permiso para contratar un préstamo con BANOBRAS hasta por 10 millones de pesos.

La 'discusión' ese día en el Palacio Municipal de Coatepec jamás existió, porque en un cabildo se acepta el término 'discutir' como la acción de presentación argumentativa de posturas, posicionamientos, así como pro's y contras de un tema a tratar, y cuya finalidad es la de lograr un consenso general y universal.

En tal caso, la citada 'discusión' no se dio, pues no hubo un consenso general, esto es, no hubo 10 votos a favor del proyecto, sino sólo 7.

Dejando ese tema de lado, por otra parte cabe señalar que el Ayuntamiento de Coatepec logró apenas cruzar el primero de tres grandes filtros, de un total de 4, que tendrán que sortear en las próximas semanas, y solamente con la afirmativa sin excepción en los tres filtros que faltan, es como se podrá concretar el préstamo.

El primer filtro pues, es el Acta de Cabildo en donde se autoriza por unanimidad o mayoría (en este caso fue mayoría) se solicite el préstamo.

El segundo filtro, que se ve pesado, es la autorización del Pleno del Congreso del Estado de Veracruz, quienes deben recibir en su Secretaría General, la petición del Ayuntamiento en donde se establece la autorización para contratar un crédito, presentando la siguiente documentación: el Acta de Cabildo debidamente requisitada en donde la mayoría edilicia autorizó el trámite y además, el o los proyectos ejecutivos de las acciones, obras o inversiones que se harán con el empréstito solicitado, además que dichos proyectos ejecutivos deberán contar con firmas, avales y demás requisitos protocolarios de ley.

Ya este expediente en el Congreso del Estado, la Presidencia de la Mesa Directiva se dará por enterada del documento a través de la lectura de la Correspondencia en el inicio de una Sesión Ordinaria del Pleno, para una vez darle entrada, deberá turnar a la Comisión de Hacienda Municipal para el análisis respectivo y en su caso, la emisión de observaciones, o el aval, o incluso el rechazo de la misma.

La Comisión respectiva, por su parte, deberá sesionar en privado, discutir el tema y presentar en la siguiente Sesión Ordinaria, su dictamen y resolutivo para que a su vez el Pleno lo avale durante la sesión, o no, pues aún con el aval de la Comisión, si en el pleno se discute con argumentos que no es viable otorgar la autorización, el proyecto quedaría negado.

Pero suponiendo que luego de estos filtros, el Congreso autoriza que el Ayuntamiento pueda solicitar el crédito, apenas seguiría el tocar la puerta de BANOBRAS para ver qué puede ofrecer dicha institución, aunque hay que aclarar que ellos no están con bolsas de billetes esperando que el primer alcalde entre por la puerta para dárselos.

En resumen y dejando muy puntualizado: no se puede acusar aún al Ayuntamiento de Coatepec de "haber solicitado un crédito", porque todavía no lo solicita, sino apenas votó a favor la solidaridad del Cabildo para que en manera corporativa, puedan pedir el permiso al Congreso del Estado para dicha solicitud, lo que entonces quiere decir, que al menos en este momento, Coatepec no se ha endeudado más con ese trámite. Si acaso la crítica social podría encauzarse a la intención, pero no por la consumación del hecho.

Por último: Coatepec no es el único caso de medidas extra-urgentes que buscan recursos para medio estabilizar las finanzas locales. Hay al menos de 35 a 40 Ayuntamientos, algunos denominados popularmente como "grandes", que también están en la misma tesitura de conseguir recursos a como dé lugar para no detener la operatividad municipal, algo que por cierto, a pesar de la gran crisis estatal, no logró detener a Coatepec, ni afectarle en materia de operatividad, prestación de servicios al público, ni en cumplimiento de responsabilidades.

De todos modos, al que no le convenza todo lo anterior, está en su derecho de diferir.

No hay comentarios: