domingo, 8 de enero de 2017

CON CARIÑO PARA LOS TRABAJADORES DEL VOLANTE


1.- El 2017 ha iniciado con muy duras pruebas para el gremio de los trabajadores del volante en su modalidad de taxistas en la región de Coatepec.

Una ola de agresiones físicas que culminaron con el robo de sus unidades, despidió el 2016, tanto en Coatepec como en Xalapa, quedando varios lesionados, "picados", diría un taxista de Coatepec.

Luego, el fin de semana que acaba de pasar, fatídico. Pintó mal desde la mañana cuando el taxi 387 de Coatepec se fue a un barranco a un lado del Libramiento de Coatepec.

Ahí viajaban personas honradas, honestas, trabajadoras. Su mañana y sus expectativas se convirtieron en una pesadilla. Tan sólo por mencionar un caso, una de las damas lesionadas en este momento enfrenta una fractura de cadera. Terrible. Su vida ha dado un vuelco. Dios bendiga a Claudia Cecilia Aguilar, y a quienes permanecen hospitalizados por este terrible accidente.

Pero nadie imaginó que apenas unas horas después, un taxi proveniente de la localidad de Las Trancas escenificaría uno de los accidentes más graves y tristes de los que se tenga memoria en la región, ésto en la carretera de Zimpizahua a Las Puentes.

Ya no viene al caso recordar los detalles. Cinco hogares han quedado enlutados. Dios bendiga a las familias de Pedro Gómez Lozada, Juan Saavedra Vega, Jaime Yoval Vela y Mario Xell López.

Este inicio de semana, igualmente se da a conocer la desaparición del taxista Jorge Isaac Hernández Loeza, quien con 61 años de edad, se gana la vida manejando el taxi 521 de Tlalnelhuayocan.

Esta persona habría perdido todo contacto con su familia desde las 23:00 horas del sábado.

Es verdad que dentro de este noble gremio de trabajadores, se han colado malos elementos. Pero esos son los menos. Los más, los que no solamente son taxistas "porque no hubo de otra", sino porque aman su trabajo y en muchos casos le han dedicado toda su vida, esos son los más, los que prevalecen, los que luchan día a día.

Este gremio hoy está resistiendo la andanada.

Dios los cuide a todos.

No hay comentarios: